Thursday, 28 April 2011

¿Qué fue de la primavera?


Dónde se esconde la flor abierta
que con su carne atractiva tienta
y con su embriagador olor
el rubor de los helados alimenta.

Dónde aguarda silenciada la canción,
que atrevida seduce el sopor
de los campos mojados y estepas,
expectantes al tardío equinoccio.

Luz y calor encubiertos bajo el sol,
nublado por el sutil amargor
de este rocío envenenado
que priva de alegoría y seducción.

Soy cerrado invierno andante;
eres tú la fogosa tentación
de primavera bañada en arte;
musa de mi trastorno y mi razón.

E.

Sunday, 24 April 2011

   
    Esto no es una carta, sino una confesión. Confieso que tengo sentimientos; eso que tanto me costaba reconocer, algo, hasta hace poco, fácil de esconder. Y es que no sé, si es la melancolía de mis propias letras, que cada vez que me enfrento al blanco estampado del papel, me derrumbo. Mi circulación se activa, comienza a bombear sangre a borbotones, dándole hipersensibilidad a cada milímetro de mi piel. Mi respiración se vuelve discontinua; se corta y se mezcla entre el ahogo y la ansiedad, mientras mi garganta se seca, dejando solo algo de humedad en mis tristes ojos de niña ingenua…
    Y así me quedo, noche tras noche… de soledad. Y me pregunto si es esto lo que yo quiero, o es una absurda respuesta a algo que creí claridad.
    Ahora mismo no puedo pensar en nada más. Solo en llegar a casa y hablarte, sin tener nada que decirte, solo reírte y poner en común mi mente y la tuya. Nada de conversaciones ocultas, solo amistad atenta y pura y, por qué no, quizá también, algo de seducción, que no hace mal a nadie, o eso creía yo.
    Hoy, por primera vez he puesto en duda tu palabra – quizá solo en mi imaginación, - pero eso quedó -. Me he preguntado si es a ti a quien conozco, o tan solo a un mero impostor. Y yo no entiendo nada, porque qué le voy a hacer si eres tú quien me da la inspiración. Esa soy yo, alguien que necesita la pasión de sentir. Sentir para poder vivir. - Porque sí – Porque mi espíritu es romántico. Porque es esta maldita lluvia la que mueve mi corazón y… mis manos.





Ser Ininterrumpidamente

Friday, 22 April 2011

Ebriedad verbal

Ahora que sobrevuelo las líneas del mapa que marca mi camino, aprovecho para reorganizar un poco mis pensamientos, que con este vaivén que potencia mi mareo no hay manera de mantener la serenidad.

A ver si mi pobre cuerpo
recibe algo de consuelo   
y consigue alcanzar
un caminar    
algo más recto;
Como siga así,    

creo que voy a...

Sí, parece...
                    parece que conseguimos algo más de estabilidad.

Las gotas de la ventana juegan a hacer carreras - ¿quién ganará? -, víctimas de la velocidad. Y como yo, dejan atrás cualquier suceso susceptible de perturbar el sosiego, ignorantes de la visión del paisaje mojado, borroso... - otra vez - Las manchas verdes son sombras a la espera de una sutil atención, -me pondré las gafas para verlas mejor con mis ojos de miope, eternos sufridores de este engaño empírico.-

Y otra vez, de vuelta a la realidad...

Los acogedores campos de Extremadura van quedando atrás, - menos mal que conservo en mis manos esa bonita sensación de amistad, que queda atada a mi muñeca con el decorado hilo de la paz.-

Luce en mi pecho el iluminado sol artesano que, espero, alumbre mis pensamientos cuando, una vez más, llueva sobre mojado...




- Retorno al centro urbano, hogar de sujetos inanimados.-

E.

Diario de viaje (II)

Esta utopía ficticia por la que paseo mi cuerpo etéreo se me hace demasiado extraña. Nada tan confortable puede ser real.



- Mis pies descalzos comienzan a recordar. Están mojados:
 "cálida" bienvenida al despertar.-



Efectivamente, todo mojado: la comida, la ropa y... sí, también mis libros - como si mis pensamientos no estuvieran ya lo sufiecientemente borrosos, ahora no voy a poder ni leerlos - Nos espera un largo día cubiertos por la cápsula de la "incomunicación". - ¡Qué más da! -

Juguemos a contarnos cuentos, de esos que a veces dan miedo, mientras comemos galletas de chocolate -que siempre proporcionan risas y chistes dispares -, acunados por el sonido del rap, y una vez más, unidos por el hilo de la paz de nuestras muñecas...

Nos dejaremos llevar, despreocupados del mañana, por las risas y el vino de madrugada; mientras confesamos nuestros deseos más sinceros, arropados por las caricias y los cosquilleos de esta sutil amistad.


- Siempre arropada cuando, expectantes, escuchan mientras leo -

E.






Qué curiosa sensación la de saber qué piensa otro ser,
ver con sus ojos y sentir sus latidos,
como propios de uno mismo.

Es sentir un click en la cabeza sin saber por qué.
Es la omnipresencia de una misma mente
en dos cuerpos independientes.

Nota: se escribe con BE *




E.

Saltando "a pata coja"

Déjame jugar con tus manos
a crear formas en la pared;
que quede reflejado
el atisbo de sombra y de lucidez.

Corramos por los verdes campos
mientras juntos tratamos de escapar
del feroz lobo malvado,
que astuto nos quiere engañar.


Busquemos un escondite oscuro
donde guardar nuestros dulces sueños,
donde huyamos del mundo,
donde no existan los ojos ajenos.

Cabemos un túnel hacia "Nunca Jamás"
donde las luces que alumbren
sean estrellas fugaces
que cumplan nuestro deseo de magia.


- Estampemos nuestras caras contra el cristal, mientras dejamos volar la curiosidad. -

E.

Diario de viaje (I)

Empezamos la mañana temprano, para aprovechar. La hora es algo claro: las nueve, no nos podemos retrasar. Suena el despertador. Acto seguido, viene a las mentes ese odio repentino por la maldita canción que rompe nuestro sueño matutino.
                                        
                                                 - Se acabó la noche de ficción -
                                                           
                                                                     *  *  *
Las nueve en punto...
esperemos media hora más         
                                                        de media en media y...
tiro el despertador.

... Y nos dieron las diez y media. La hora perfecta para un buen desayuno que nos dé fuerzas - y sí, quizá, también, algo de inspiración - Bacon, salchichas..., vamos, un buen desayuno español. Hecha la digestión, y escapando de esta molesta lluvia que no parece que quiera parar, nos ponemos en marcha.

- Vayamos al pantano, total, de cualquier modo, nos vamos a mojar.-

Y sí, efectivamente, aquí hemos acabado. Cada uno a lo suyo. Que si uno con un baño espontáneo - que sin sangre en las venas lo va a dejar - ; que si el otro tirando piedras al agua del pantano - a ver si encuentra la manera de aliviar sus sueños de niño frustrado -. Por el otro, la fotógrafa, que a todo le encuentra su perfecto plano - no se da cuenta, que es algo que está en su mano, la de hacedora de belleza -. Y cómo no, la que reposa sobre la roca, que nadie sabe bien qué es lo que piensa, pero continúa quieta, serena, abosorta...

Y yo, - claro - qué otra cosa podría hacer, abrazada a mi cuaderno, con estas pintas de pobre maltrecha, las gafas de sol en la cabeza y arropada con la sudadera de mi amigo el largo - ya harto, supongo, de mi faceta cleptómana, que ya le he visto tirritar por el rabillo del ojo, mientras me miraba con gesto desenfadado - Y sin saber yo, o sin quererlo. Tratando de sacar poesía de mi pobre cerebro...

- Vaya, las gotas que caen van borrando también mis pensamientos. -

¿...Pensamientos húmedos?  


                                                                                                (Cáceres -19/04/11) 

E.


Thursday, 21 April 2011

Como el vaivén del agua...

Como la superficie del agua,
que viene y va...
calmada
en lo más hondo;
activa e inquieta,
en apariencia.
Así se esconde también
mi alma.
Gélido ardor
da respuesta a una intención
lejana.
- Seducción de palabras, bajo las olas purificadas.-

http://www.youtube.com/watch?v=y4SedzvmbdA&feature=related
19/04/11
Pantano de Baños (Cáceres)

E.

Wednesday, 20 April 2011





"Me encanta que estés aquí.
Menos mal que has vuelto, ya te echaba de menos.
Ahora ya podré no dejarte dormir por las noches...

Que descanses."










B.

Monday, 18 April 2011

Como me dijo un amigo...




Pasa un tiempo largo hasta que una concha se abre por completo.
Se trata de un proceso lento, que va muy poco a poco.
Cuando la concha se abre del todo,
algo la ataca y nuevamente, vuelve a cerrarse a cal y canto…
Y de nuevo, el proceso se vuelve a repetir. Una y otra vez.

Triste y complejo proceso que acaba y empieza
ininterrumpidamente.





B.

Pesadillas, fantasmas y horrores

Me odio en estos momentos en los que…
Me pongo profundamente melancólica.
No voy a pensar en qué escribir, sólo en evitar el llanto que está a punto de brotar…
Esas lágrimas que llevan persiguiéndome desde unos pocos días,
que a veces las muy putas, logran salir… Otras en cambio, gano yo, y aquí se quedan conmigo.

Desafortunadamente así me encuentro; este es mi estado, ahora. Me horrorizo a mí misma por tener que estar pasando por esto
ahora.

¿Era más fácil aguantar?
Nunca esperes un cambio. Nunca
esperes tanto. Nunca esperes algo de alguien, no a tan alta escala.
Nunca vuelvas a enloquecer.

Realmente, no creo que te eche de menos. Sólo siento confusión, o llamémoslo mejor
hipersensibilidad.

Tan sólo esto y nada más.
<<Lo mejor que me diste fue pasar de mí>>





Ser Ininterrumpidamente.

Nunca es rutinario

No sé qué pasa hoy, que el mundo se ha revolucionado. Tan pronto viene la luz, como deja de ser claro. Y entre tanto, ni las letras se ponen de su color ni encontramos el reproductor adecuado. Este maldito blog me va a acabar desquiciando.

Por si fuera poco, aún me queda el macuto que sigue encima de la cama esperando a ver si alivio algún bulto. Que sí, que ya sé que lo de la ropa está solucionado, - si lo peor va a ser dormir en la tienda sobre el suelo frío y mojado - pero es que no me decido entre Darío o García Casado; - y es que a mis amigos los tengo ya hartos con tanta poesía y recitales espontáneos - Pero qué le vamos a hacer, si es por lo que me ha dado, peor habría sido si hubiera resultado que me metía a "bichóloga" y ahora que vamos al campo, les diera lecciones sobre el "Pinus pinae" y el "Pelodytes punctatus" - que ya sé yo para qué me iban a servir las lecciones de latín con don Emilio Nieto Ballester, (Dios le perdone sus otros saberes) -

Y así, sin darme cuenta, se me han hecho casi las tres. Y mira si anda mi cabeza despistada, que ni siquiera he cenado, y aquí sigue mi pobre estómago, esperando. Aunque no sé qué me pasa últimamente que se me olvida hasta el comer, - parace que solo hay tiempo para cualquier otro absurdo quehacer -

Normal, me he pasado la tarde entre conversación y conversación, contándole a uno lo del otro y al otro lo del uno, - que ya hay que ser inoportuno para decirme ahora que me quieres ver. - Yo que presumo de complicada e inaccesible, y resulta que ahora existen secretos "ineludibles" que yo no comprendo, y que empiezan a hacerme pensar que no hay de quién me fíe...

En fin, aquí lo dejo por hoy, que tengo a mi vera a la hermana vecina - esa que vive bien lejos, por allá arriba -, que resulta que ahora se baja al moro, - qué afortunada, ya me gustaría a mí estar en tierra de moros. - Espero que ella sí tenga suerte y se aclare, que no que se haga seguidora de los "don turbante", que esta es capaz de dejar tierra de catalanes para irse a vivir al desierto y emperzar con rezos musulmanes - que los cristianos ya están pasados de madre -.

Aunque si me promete té , de ese amargo con algo de hierbabuena endulzado, me voy mañana mismo allí, sin pensarlo.

- Total, para amargor ya tengo el de la vida, que siempre queda un poco en el fondo del vaso. - 

E.



Sunday, 17 April 2011

A ti

Te admiro frente a la barra, tan transparente
que hasta he notado tu calor…
Que ahora, con mi mano derecha palpo.
La excitación que me provocas podré saciarla cuando recorras mi boca, ahora.
Vas a conseguir que me enerve… Si no haces algo
ya.

Me quemas… Brutalmente.

Terremoto de sensaciones.
Te noto muy caliente al recorrer mi cuello en su totalidad.
Tentación de seguir más, más… Quiero más.
Te quiero ahora.

.
.
.


“Por favor, otro

 tequila”




B.

Saturday, 16 April 2011

Buscando un poco de inspiración


Sentada frente a la blanca pantalla, que se ríe con maldad en mi cara, decido ponerme en marcha. La luz es clara, no me daña demasiado, no tanto al menos como este reflexionar aciago.

Del viaje ni hablo, todo el mundo sentado y yo plantada en el medio - recuerdo que alguien lo llamó diáfano, qué acertado este término-
Al término ya he llegado. Salgo por la cúpula de reflejos extraños - algunos la llaman la joroba del dromedario- debo ser yo la de la falta de imaginación. Alcanzo al fin la calle Mayor, tan ensimismada voy que sin quererlo
                         tro
                               pie
                                      zo
                                             con un pobre viejo
                                                                          que encima me pide perdón...

 - eso me suena demasiado a mí -

Tomo ahora la calle Toledo, - sí, aquella fue una noche toledana - siempre mi "refugio imperecedero", mi hogar de humos mentolados, siempre mi consuelo... Entro y saludo al moro - llamémosle Ahmed, de otro modo no podría ser. No sé por qué, pero eso le pega bien. - Voy directa a las teteras - te tengo que decir, que siempre quiero té - Casi me voy sin darme cuenta de que el moro me llama "Madame" y me invita a llevarme de su tienda lo que sea que me apetezca; y que perdona mi torpeza si nos fumamos una sisha a medias.

... Y media, sí. Ya son las siete.

Desenfundo de nuevo mis Raymunda Banana, que tapan como siempre mi cara - espejo de mirones curiosos - y esconden la huella de la lágrima seca de esta mañana.

Aún tengo un rato para deambular y tumbarme sobre el suelo, verde recién cortado; aquí con Sabatini de mi lado. Trataré de ordenar un poco mis ideas y plasmar mis palabras, que ya bailaban en mi cabeza pensadas, mientras venía caminando.
- Y mira que me ha costado caminar, con este dolor en los tarsos, que igual me da señalarlo en los pies que en las manos... -

Es hora de marcharse ya - que espero, no de marchitarse - El aire fresco deja hoy de lado la primavera, y las tentaciones que conlleva. Me abandona, sola ante la memoria del invierno andante que soy, eriza el vello de mi cuerpo y limita un poco mi inspiración.

... eso, venía buscando inspiración - que ya hace días que se escapaba entre quehacer y quehacer - y me he encontrado con mis anhelos, de sopetón - que no con la rima asonante que no aparce ni para atrás. Me colocaré las horquillas que me sujetan el pelo, no vaya a ser que se me escapen, otra vez, las ideas.

En casa me espera mi familia entrecomillada - porque de la otra no sé nada - A ver si tengo suerte y me dejan recitarles algo de "poética", mientras reflexionamos sobre la Ética, - en torno, claro, a la pipa de la paz - sobre los males del mundo que nos acechan, sobre "poderes ocultos" y sí, mientras tratamos, una vez más, de arreglar el mundo.

E.

Si mis ojos te dicen ven...

Si mis ojos te dicen ven,
no te quedes quieto.
Mi mirada es penetrante;
se esfuerza en examinarte.
Compite siempre, incansable
con tus insinuaciones fugaces,
esas que me hacen reir
y esperar también el desastre.

Si mi sonrisa miedosa,
te enseña más de lo que yo quisiera,
siéntete afortunado,
pues hoy te muestro la luz,
que mañana podrá ser tristeza.

Otra vez me vuelvo a escapar
- salvada por la blanca campana -
de esos brazos que, si pueden, me atrapan.
Llegaré otra noche a casa
ebria mi cabeza de pensar.
Me desharé las trenzas del pelo,
dejando así volar mis recuerdos
pasaré la noche junto a mi cuaderno,
que tantas veces me da consuelo,
que tantas veces me da equilibrio
en este camino, entre la paz y el lamento.


E.

Wednesday, 13 April 2011

¿Olvidas algo?


Ya no recuerdo a qué sabías.
Se me olvidó tu sabor y parece que jamás volveré a recordarlo.


Otro más. Otro recuerdo más que queda guardado, bien guardado.
A saber adónde han ido a parar todos esos… Que ahora no soy capaz de recordar. Ni quiero,
aún.
A lo mejor, en un momento justo que no pueda predecir y escuchando ciertas notas,
vuelva a sentir algo parecido a lo que fue aquello, o no.
No sé.


Comeré palitos de cangrejo pensando en lo bonito que era pasar frío por las noches, pero de verdad que no quiero volver a tener frío nunca más.
No pienso hacerlo.


En su día supe cómo hacerlo, pero ahora tengo que recordar cómo se olvida.
Vaya... He olvidado todo. 


Acompáñalo 


B. 

Monday, 11 April 2011

Delirios de princesa

La esperada noche de la semana ha llegado por fin. Se acumulan expectantes en la cola hacia el juego pueril. Primero, un examen visual, es necesario ser apto para participar en el rol; cuanto más corta sea tu falda, mejor. Puede que hasta un chupito gratuito te caiga sin pretensión.

Al fin, dentro, qué excitación. Comienza entonces la caza al mejor postor. Para llamar un poco más la atención: algo de buena sujección superior, y rojo pasión en las boquitas de piñón. No lo olvides, fina punta en los talones que aumente el ego sexual... también de los de alrededor, ahogados en el influjo de hormonas en ebullición; alguno, si tiene suerte, aliviará su erección.

Las horas van pasando, la adrenalina a todo trapo. Para algunos ha sido inútil el meneo absurdo y vano. Toca ya el cortejo de los desesperados. Copa en mano, corean a tono - ¡In omnia paratus! - El perder está descartado. Entre flashes cegadores y oscuridad ilusoria se curzan dos miradas; una ingenua y calmada, la otra, claramente intencionada.- sorpresa - cazador cazado. Sobran las palabras - para qué - el ruido de música enlatada no deja escucharlas...

El turbio rincón nocturno ha dado paso a un extraño sueño - de nombre, anónimo -
Nada importa ya. Todo corrido; poco se parece tu cara borrada a la de ayer, preciosa, perfilada. La luz de la mañana delatora ciega tus ojos ahora. Escapa mientras puedas. La compañía ajena no llena tu vacío, más bien lo incrementa.

- Pobre princesa, quién fuera príncipe armado para aliviar tu pena...-

E.



"Todos los hombre son príncipes a las cinco de la mañana..." P.G.C. (Las afueras)

Saturday, 9 April 2011

Irremediable pensar...

              - LO FATAL -

  Dichoso el árbol que es apenas sensitivo,
y más la piedra dura, porque esa ya no siente,
pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo,
ni mayor pesadumbre que la vida consciente.

  Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto,
y el temor de haber sido, y un futuro terror...
Y el espanto seguro de estar mañana muerto,
y sufrir por la vida, y por la sombra, y por

  lo que no conocemos y apenas sospechamos,
y la carne que tienta con sus frescos racimos,
y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,

       ¡y no saber adónde vamos,
        ni de dónde venimos!



Rubén Darío; Cantos de vida y esperanza.

* * *


Hoy, ha venido a mi memoria el recuerdo de tus cantos. Aquellos en los que hablabas del sentimiento, del rumbo incierto, del temor de lo que fuimos y seremos y del lamento de estar mañana muerto…
No sé cómo tus palabras siguen dándome ese vuelco al corazón, me cortan la respiración y confunden mi razón. Mientras ordeno tus letras estampadas en el azul del papel, que se me clavan más azules, aún,  en el rojo complementario de mi piel, rememoro ancianos pesares  que corrían a mil por hora con cada pulsación. Corren ahora, otra vez; y entretanto mis ojos reinterpretan la visión presente y pasada, nublada por el ahogo y las lágrimas…
Consciente soy que son tiempos de darse al placer, a un soleado amanecer que alumbre mi sonrisa, y que evite pensar el porqué; y a la vez, me resguardo ensimismada en mi esencia imperecedera. Bajo levemente la persiana: esta luz de media mañana agrede la fobia de mi mirada, y me obliga a añorar la que fui ayer. Esa, de piedra y corchete,  a quien poco le preocupaba el sentir calidez.
Hoy, que te vuelvo a leer, que te experimento, otra vez, me reinvento. Olvido las palabras del maestro atento, y cierro mis oídos a los cantos nuevos, a los cantos de pobre diablo. Hoy no los necesito, solo preciso tus reclamos de vida y esperanza, o de desesperanza, tal vez…
Y las horas se van volando, y la resaca de poesía pasada ya casi está aliviada. Me prepararé entonces para la de mañana. El sol ya está cayendo… Esta noche me pondré una flor en el pelo y trenzaré mis recuerdos para que no escapen, al menos no hasta que sea capaz de aliviar mi desconsuelo.
E.

- Hoy solo quiero escuchar mi voz -




Thursday, 7 April 2011

El juego del desconocido

Dejo la mañana a mi espalda.
Ciertos rayos de claridad artificial
interrumpen los túneles de oscuridad,
a la vez que observo en el rayado espejo
la línea sutil de mi figura volar.

Algo casual.
Levanto la vista y miro a lo lejos,
pues lo noto; una mirada atraviesa los cuerpos.
No me deja en paz.
Pero hay algo más...
¡Qué extraño! ¡Qué curiosa sensación inoportuna!
pero qué intensa y atractiva...
Dulce incitación de compañía desconocida.

                         *   *  *

- Juego de miradas con una mente amiga.-

Ahora la despedida.
Sigue tú con tu vida; que yo lo haré con la mía.

E.

Wednesday, 6 April 2011

Una respuesta al romance (I)

Atrás quedaron los meses
en los que creí tu olvido.
De pronto vas y sorprendes
a este corazón perdido.


Extraña fue tu manera
de conquistar mi cariño.
Ahora que me recuerdas,
recuerdo yo tus suspiros.


Quiero aprender tu doctrina,
que me enseñes tu arte divino,
y buscarme en tus palabras,
lejos del vil escrutinio.


Conozco las consecuencias
de rendirse a lo prohibido.
Pero te cedo mis ojos
si tú me prometes asilo.

E.
(Una respuesta sincera al romance de primavera)

Tuesday, 5 April 2011

Héroe caído

- ¡Despierta! ¿qué haces? -
  
Sigues ahí, impasible, como si nada...
como si el mundo no tuviera qué ofrecerte.
Pero eres el que le da la espalda.
Y te das por vencido, como si dependiera de la suerte...
Eres tú quien debe ser fuerte, quien ha de encontrar
aquello que le encienda la mente.

Pues no hay pena más amarga que la de quedar en la estacada,
ni angustia más pesada que la de tentar a la muerte...
de la Felicidad.



E.

Tsa tsa tsu...

Serenidad impasible, principio irreducible.
Un 'tanteo' que busca la caída del gran muro.
Riesgo intencionado, peligro asegurado.
El genio de la lámpara me tienta como el humo.

Al tiempo, palabras; escritas, cantadas,
nunca malintencionadas.
Se orientan juntos
en un mapa de ideas contrarias.

Y caen sin planearlo
al mar de sentimientos encontrados,
mientras siguen resguardados
por la ausencia.
Presencia de lo imaginado.

Al fin, contacto; se siente en el espacio.
Roces deseados que dejan solo un palmo.
Ocultos tras el manto ahora diurno,
- mientras jugamos con las manos a abrazarnos -


E.

Monday, 4 April 2011

Vaho



Acción contra la pared. Pistola en la boca.
Pantalones bajados, cristales empapados en
sudor de aire exhalado, respiraciones y orgasmos.

Paredes que sujetan
una mano que aprieta. Y que me abraces.
Fuerte,

muy fuerte.


Vapor que despide un cuerpo en ciertas condiciones. Mi cuerpo y tu cuerpo


Sueño con la pluma entre mis manos

        
Todo está a mi alcance cuando quiero.
Lo vivo sin pugna ni percance.
Si digo voy; tú, aquí te espero.
No hay razón para vivir en sueño.

Juego a describir alrededores
si no logro entrar dentro.
Y dejo el despertar a los albores
cuidando el ideal perfecto.

Mas esto, tan mágico y atento,
ansiado deseo de preso,
queda oculto tras el beso,
de este escritor sin aliento.

- Quiero ser el creador de este mundo complejo,
  donde nos refugiemos del escrutinio ajeno. -
                                                                                                                                                   E.

Sunday, 3 April 2011

Calor en vano

Poco a poco se acercan dos cuerpos extraños, que se atraen y se repelen como dos imanes puestos a prueba, que se azotan en un baile de magnetismo que les agota… Se sumen en un aroma embriagador que provoca trastorno y distorsión. Gravitan en un espacio infinito de enajenación.
Se aturden en la vía del paseo, sin rumbo, sin dirección…
mas el calor de la adhesión ilumina el recorrido hacia la acción; y así, quedan unidos por lazos de cosquilleos mansos.
-Ahora, aire; exhalación. Aliviados al sentir las ataduras de las manos.-

 E.